10 Mitos sobre Sujeciones en Residencias - Dignitas Vitae Paste your Google Webmaster Tools verification code here
 

10 Mitos sobre Sujeciones en Residencias

sujeciones en residencias

10 Mitos sobre Sujeciones en Residencias

Los motivos que justificaban el uso de sujeciones en residencias no responden a las evidencias científicas de la geriatría y gerontología modernas. Sin embargo algunos falsos mitos hacen que se mantenga el uso de sujeciones en residencias de ancianos.

sujeciones en residencias

MOTIVOS POR LOS QUE SE USAN SUJECIONES EN RESIDENCIAS

 

a) Proteger al residente de caídas y accidentes. Se consideran que con ellas los residentes tendrán menor riesgo de caídas y por lo tanto estarán más seguros.

b) Preocupación por las posibles reclamaciones: De los familiares como consecuencia de las posibles caídas que puedan aparecer en los mayores más vulnerables a las caídas y de las posibles demandas judiciales que podrían resultar de las mismas.

c) Como elemento de apoyo postural. En aquellos casos en los que el residente va perdiendo la capacidad de control del tronco.

d) Facilitar tratamientos. Como las sondas nasogástricas u otro tipo de vías.

e) Controlar las conductas agitación. Consideran que es una medida adecuada para aquellas personas con agitación, agresividad o deambulación errante.

 

10 MITOS E IDEAS FALSAS SOBRE SUJECIONES EN RESIDENCIAS

 

  1. Previene caídas: Las personas con sujeciones presentan el mismo riesgo, o mayor de caídas que aquellas que no las utilizan. Los Centros donde se utilizan sujeciones experimentan una mayor incidencia de lesiones graves como consecuencia de caídas. El uso de sujeciones aumenta la fragilidad del paciente, aumentando el riesgo de caídas.

 

  1. Sirven para corregir posturas: Otro de los mitos, la mejor alternativa para la corrección de posturas es precisamente un mobiliario correctamente diseñado y adaptado a las necesidades del paciente.

 

  1. Previenen la deambulación: Lo primero que hay que decir a esto es que la deambulación no tiene por qué ser un problema para nadie si se realizan y diseñan espacios “seguros” Los pacientes a los que se les permite deambular mejoran la potencia muscular, mejoran el equilibrio y “caen mejor” con daños menores.

 

  1. Falta más personal: Los centros libres de sujeciones, con los programas de CEOMA o de la Fundación Cuidados Dignos, no han aumentado el personal por el motivo de aplicar el programa de no sujeciones. Lo que si se ha realizado con ellos son actividades de formación y cambios en la organización de las residencias (distribución de auxiliares por plantas y espacios…).

 

  1. Es más fácil cuidar con sujeciones: Las sujeciones presentan muchos efectos adversos, por lo que a la larga se crean personas más dependientes y que van a necesitar mucho más recursos por parte del centro para atender a sus necesidades.

 

  1. Los familiares pueden denunciar al centro por el No Uso de las Sujeciones: Son pocas las demandas judiciales que se presentan y menos aun las que prosperan. Hay que tener en cuenta que una correcta gestión y documentación del “control de sujeciones” o de su “no uso” protege frente a posibles denuncias. Cada vez son más las comunidades autónomas que comienzan a regular el uso de las sujeciones (Navarra, Madrid, Aragón o País Vasco son algunas de ellas)

 

  1. Familias: “Las familias lo piden”. Esta afirmación cae por su propio peso. Cuando una familia decide ingresar en el centro a un familiar, la sujeción es vendida como una herramienta más en el cuidado, como un elemento de seguridad, la familia firma al considerar que es una prescripción médica.

 

  1. Son para  momentos puntuales: La realidad es que los momentos puntuales se convierten en días, semanas o meses, donde el residente pasa la mayor parte del tiempo sujeto, con los consiguientes efectos secundarios que ello conlleva.

 

  1. No hacen daño: Otro mito en la actualidad hay descritos más de quince efectos secundarios del uso de las sujeciones, que se citaran más adelante, y no hay ninguno beneficioso para el residente.

 

  1. El enfermo no se entera: El dolor es una de las últimas funciones que pierde un enfermo de Alzheimer por ello se agitan cuando se la ponen creando vulnerabilidad psicológica, agitación y depresión.

 

Para conseguir quitar las sujeciones en residencias se puede aplicar el programa NO SUJETES , para saber como hacerlo ponte en contacto con nosotros aqui.

 

Suscríbete a nuestro boletín y recibe noticias sobre el Programa No Sujetes

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.