Paste your Google Webmaster Tools verification code here
 

La gestión de los recursos humanos en las enfermerías de religiosos mayores

La gestión de los recursos humanos en las enfermerías de religiosos mayores

El envejecimiento en la vida religiosa es una realidad, y esta realidad repercute de manera significativa en el día a día de las diferentes comunidades religiosas. Para poder atender a sus mayores enferm@s y con un nivel de dependencia importante, se han venido constituyendo espacios a los que se les ha denominado como enfermerías, o también como casas de herman@s mayores.
Una correcta gestión de los recursos humanos contribuye a que todas las personas que integran la organización de estos espacios, aquí incluiríamos también a l@s religios@s que trabajan o colaboran de alguna forma en la misma, trabajen de forma conjunta y coordinada para lograr un objetivo común, que no es otro que el de cuidar de forma adecuada a los religios@s mayores que allí viven, teniendo presente en todo momento el carisma de la Congregación Religiosa.
Y este objetivo se alcanza principalmente si los integrantes de esta organización se sienten plenamente identificados, y parte importante y fundamental de la misma, por tal motivo la labor del responsable de la gestión de los recursos humanos debe ir mucho más allá de la tradicional administración de personas.

Desde Dignitas Vitae a la hora de hacernos cargo de la gestión de los recursos humanos de una enfermería, nos planteamos estas tres premisas:
– Seleccionar trabajadores cualificados y capaces de adquirir las competencias necesarias para encajar en la organización.
– Establecer una correcta estrategia de fidelización y retención de trabajadores.
– Ayudar a estos a crecer y desarrollarse como profesionales, y principalmente como personas.

Cómo lo hacemos…?

Durante los primeros días de trabajo analizamos la situación actual de la enfermería a nivel organizacional, para poder detectar posibles carencias y/o deficiencias, y a partir de ahí, de manera conjunta con el Consejo Local de la Entidad Religiosa, establecer una nueva organización más funcional, ágil, y sobre todo lo más ajustada posible a las necesidades asistenciales reales.
A continuación ampliamos este análisis profundizando en la calidad de la asistencia prestada, y a partir de ahí, de manera progresiva vamos implantando una nueva metodología de trabajo, nuevos programas, protocolos, y registros, conformando un sistema de gestión global, que se va revisando y actualizando con el paso del tiempo.
De forma paralela y con el objetivo de poder desarrollar el punto anterior, se diseña un plan de formación, que por una parte contemplará la subsanación de las carencias técnicas detectadas, y por otra las sugerencias y propuestas de los propios trabajadores, este plan se irá modificando y ampliando anualmente según las necesidades.
Y por último, diseñamos e implantamos un sistema de evaluación del desempeño, complementado con una correcta aplicación de la política retributiva según el Convenio Colectivo de aplicación.

 

Principales funciones del gestor de recursos humanos…

– Analizar las posibles necesidades técnicas y profesionales, y su planificación organizativa.
– Selección y acogida de los diferentes profesionales.
– Realización de los diferentes trámites administrativos, de forma coordinada con la asesoría laboral.
– Velar por el cumplimiento del Convenio Colectivo de referencia.
– Implantación y seguimiento del Sistema de Prevención de Riesgos Laborales.
– Confección de los cuadrantes de trabajo, seguimiento de los mismos, resolución de incidencias, cómputo anual de horas…
– Organización de los turnos de vacaciones.
– Control y supervisión del trabajo desarrollado.

 

José Javier Galiano / Interim Manager

Miembro de la AIME

 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

#FrenarLaCurva